Thursday, April 18, 2013

El billete de 200


En 2007 cuando apareció el Bolivar Fuerte, se corrió un poderoso rumor de que pronto habría un billete de 200 bolívares. Lo cierto es que en ese momento no salió, pero pareciera que ahora su aparición está cerca. El incesante incremento de los precios obliga a los venezolanos a tener en los bolsillos más billetes de bolívares cien, el de mayor denominación, mientras que los de dos y cinco bolívares, los de menor capacidad, prácticamente van quedando en desuso.
En enero de 2008 las autoridades lanzaron al mercado el “bolívar fuerte” como símbolo de un nuevo tiempo de estabilidad y prosperidad pero cada vez los billetes alcanzan para menos.
Federico Martínez, consumidor, dice que “al comienzo el billete de cien bolívares tenía peso, era complicado usarlo para pagar en los comercios porque no tenían como darte el cambio, ahora si quiero comprar pan, leche y algo de queso en cualquier panadería necesito un billete de cien en la cartera”.
El Banco Central, el organismo que elabora los billetes o encarga su elaboración en el exterior, está consciente del desgaste de la moneda y multiplica las piezas de mayor denominación.
Las estadísticas oficiales registran que en 2012 el Banco Central puso en circulación 272 millones 600 mil billetes nuevos de cien bolívares, una magnitud que supera en 97% a la de 2011 y triplica a la de 2010.

El aumento del número de billetes de mayor valor en la economía también queda claro al observar que al cierre de enero de este año 23,6% del total de los billetes que circulan en la economía son de cien bolívares versus 3% en enero de 2008.
También crece el número de billetes de cincuenta, el que se encuentra justo por debajo del de cien bolívares. En enero de este año los billetes de cien y cincuenta representan 43,5% del total de piezas en circulación mientras que en enero de 2008 solo equivalían a 14%.

Crece la familia 

En un entorno donde todo indica que la velocidad con la que aumentan los precios no se detendrá, el Banco Central ha comenzado a evaluar el diseño de un billete de 200 bolívares.
Fuentes del instituto emisor explican que la inflación sigue siendo muy elevada y en el corto plazo el número de billetes de 100 bolívares que circula en la economía tendría que crecer hasta alcanzar proporciones que harían muy poco funcional el cono monetario, es decir, la distribución del número de piezas de acuerdo a su valor.
Modelos que precisan cuándo un país debe introducir billetes de mayor denominación para reflejar el descenso en la capacidad de compra por el impacto de la inflación, indican que Venezuela ya requiere de un billete de 200 bolívares.
De lo contrario, a la vuelta de uno o dos años alrededor de seis de cada 10 billetes que circularán en la economía tendrían que ser de cien bolívares y al acudir a un cajero automático las personas se verán forzadas a retirar una cantidad elevada de piezas para comprar la misma cantidad de cosas que adquieren hoy.

No comments: